Loading...
Loading...

Alba y Antonio: Una boda de estilo natural en Trujillo

Home / Bodas / Alba y Antonio: Una boda de estilo natural en Trujillo

Hola de nuevo, volvemos a la carga en el blog después de meses de sequía, lo sentimos, pero el ritmo de trabajo durante la temporada de bodas no deja tiempo para nada… Y como no queremos aburrirte con excusas, vamos a presentarte directamente a Alba y Antonio, una pareja bien guapa, joven, alegre y con las ideas muy claras. Celebraron su boda en Trujillo, en la Dehesa La Torrecilla (un lugar exquisito muy cerca de las Bodegas Habla), y desde que escuchamos por primera vez sus ideas supimos que la suya iba a ser una gran boda.

Una boda de estilo natural, en la que la ilusión de esta pareja inundó cada rincón,  en la que brilló la sencillez sin que ningún detalle quedase a merced de la improvisación. Se dieron el SÍ en la iglesia Santa María la Mayor y, bueno, mejor no te lo contamos todo en el primer párrafo, y así te quedas para ver el fabuloso reportaje que hizo Boda&Arte (con alguna que otra foto de nuestra cosecha particular, ya menos fabulosa ;P).

Antonio lució un elegantísimo chaqué color azul confeccionado a medida por Señor Chaque; eligió un chaleco de la colección de Anglomanía, los zapatos clásicos oxford de Carmina, la camisa a medida de Jade y corbata estampada de Scalpers (regalo de uno de sus testigos).

Alba, sencilla y muy elegante, eligió un vestido de Cristina Valenzuela diseñado a medida y unos zapatos de la firma Salo.

Seguro que ya te has fijado en la maravilla de ramo de flores que llevaba Alba ¿verdad? pues ahora que no nos lee nadie te confesamos que es obra de La Sastrería de las Flores

Tras una ceremonia super emotiva, llegó el momento de celebrarlo en La Torrecilla. Sabemos que la primera imagen cuenta, y mucho, por ello quisimos preparar un rincón de bienvenida muy especial. Alba, nos declaró su amor por el brezo y todo tipo de flor silvestre, y nosotras sabíamos que este trabajo lo teníamos que dejar en manos de Carmen, una florista de Cáceres que, además de ser una maravillosa profesional, es un encanto (y Luisa, su ayudante, también). Ellas supieron captar la idea que teníamos en mente a la perfección, y el resultado, voilà: mezcla de hortensias, trigo, brezo, tranchelium, verónicas... en una combinación muy silvestre y natural que nos fascinó.

Para el cóctel, el que tenía muy claro que en su boda habría un puesto de cervezas, era Antonio. Le apasionan las cervezas artesanas y nos pidió que diseñásemos un rincón ex profeso y nosotras, encantadas, lo hicimos así:
(PD: tal fue el éxito del rincón de cervezas que en la foto ya apenas quedaban botellines)

Para el seating plan, también muy floral, los nombres de los invitados fueron escritos a mano en estas hojitas de madera tan ideales. Hojitas personalizadas que al final cada invitado terminó llevándose de recuerdo.

Antonio le pidió matrimonio a Alba durante un viaje en el que recorrieron Italia y algunas ciudades de Francia, por ello querían que los nombres de las mesas de su boda fueran los de las ciudades y pueblos que recorrieron juntos en ese viaje. Nos pusimos en contacto con una artista y artesana de la madera llamada Noelia y le encargamos los nombres de esas ciudades en madera para los meseros ¿a que son ideales?

Sus caras lo dicen todo, entrada de los novios en el salón fue apoteósica. Sonaba Uptown Funk, de Bruno Mars, y ningún invitado escapó al subidón de energía.

La bajada de temperaturas de la tarde impidió celebrar la barra libre en el exterior, pero el plan alternativo resultó de lo más atractivo. Allí encontramos un rincón la mar de mono para colocar las zapatillas de baile y poder aparcar los tacones.

Y por expreso deseo de los novios, llevamos hasta allí este saloncito vintage para que los invitados lo utilizasen de photocall y para que pudiesen tomarse un respiro.

Pero si hay un rincón que causó furor en esta boda fue esta mesa dulce: cake pops, cupcakes, macarons, trufas, galletas y un bundt de chocolate fueron las exquisiteces que preparó Carmen de De un Bocado. Y no, tampoco faltaron las gominolas, esas nunca fallan. Para decorar la mesa nos fascinó la idea de usar una cascada de bombillas decorada con una guirnalda floral, ¿a que mola?

Pío (Boda&Arte) menudo rollo tienen estas últimas fotos psicodélicas que hiciste, nos encantan para poner el broche de oro a este resumen, gracias por las fotos, y gracias a Alba y Antonio por haber puesto su confianza en nosotras, nos sentimos muy felices de haber formado parte de este día.

Y a ti agradecerte que vuelvas a estar ahí leyéndonos, esperamos que te haya gustado lo suficiente como para volver por aquí, ya sabes que siempre serás bien recibid@.

Comentarios(5)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies